Entrar  
 


<< Volver a mensajes Destacados
<< Volver al foro General
*Estilo clásico*

Página 1 de 0
  Mensaje :
 Publicado 12/11/2005 por:  
 Patricio Basaure Usuario registrado: Dic
Chile
PRODUCCIÓN DE FRUTA ORGÁNICA: UN CASO:
Estimados Amigos:
En el espíritu de compartir experiencias y logros de la agricultura orgánica, ya sea a nivel de cultivos, frutales, hortalizas y otros, les doy a conocer el siguiente caso de un canadiense afincado no hace mucho en Chile.
James Pryor fué uno de los casi 20.000 extranjeros que en 1999 visitó el norte chico de Chile. Vino de vacaciones, tenía 66 años, próximo a jubilar, pero en ningún caso de quedar inactivo. Su deseo era cambiar radicalmente su vida, dedicarse a la tierra y al cultivo en particular. Dió éste paso definitivo al enamorarse de una chilena en su viaje. Por ella, este canadiense abandonó su trabajo como consultor de una empresa de comunicaciones y se instaló en la región de su mujer, donde compró 120 hectáreas para cumplir su sueño tan anhelado.
Su dedicación a la tierra tenía una propuesta importante: El sentía tener una responsabilidad con el medio ambiente, proteger la tierra de su degradación por el uso de agroquímicos.
Con ésta filosofía y la idea de hacer su propiedad agrícola rentable, hoy día se encuentra próximo a ser el primer productor nacional en exportar mandarinas orgánicas y conquistar mercados tan exigentes como son Alemania y Canadá.
Al comenzar este canadiense su actividad agrícola en 1999, no tenía idea de agricultura, por lo que buscó asesoría profesional en el tema agrario y en especial, en las prácticas de lo orgánico.
Su primer negocio fué el establecimiento de 33 hectáreas de viñedos, donde obtuvo el primer rosé orgánico. A continuación comenzó con 15 hectáreas de mandarinos, las que mantiene a la fecha.
Sin duda que un desafío fué conseguir la certificación para exportar sus productos orgánicos a Europa. Básicamente, la condición para que un producto lleve este nombre, es que no haya sufrido la intervención de insumos químicos o sintéticos en ninguna etapa de su producción.
Para combatir plagas, por ejemplo, este actual agricultor usa sólo productos naturales, como extracto de ají, cebolla, entre otros. En el caso de control de hongos, aplica una base de jabón orgánico.
Cabe mencionar que los empresarios y autoridades de la región miraron con recelo su trabajo, lo tildaron de "gringo loco", no tuvo ayuda pública o privada para financiar su actividad´.
Todo el esfuerzo desarrollado por este canadiense, no ha sido en vano. Este año 2005, el Institute for Marketecology (IMO) de Suiza, una de las entidades certificadoras más reputadas del mundo, reconoció su trabajo y ratificó que sus mandarinas cumplen con las normas europeas y norteamericanas sobre orgánicos, producción que ahora puede acceder a éstos mercados sin ninguna limitación.
Hoy, quienes lo miraban con incredulidad, se preparan para seguir su ejemplo. Hoy en la Región, cultivar orgánicos es la tendencia y gran parte de los cultivos tradicionales se están reconvirtiendo a éste tipo de agricultura limpia.
Este canadiense, para incorporar valor agregado a su producción, espera entrar a conquistar los mercados premium con la totalidad de su producción, la cual asciende a 100 toneladas, la cual comercializará como fruta fresca y mermelada. Su primer objetivo es Alemania. Posteriormente se introducirá a Canadá. Su apuesta es exportar en la contraestación. Espera duplicar su producción para el próximo año.
Sin duda, es un buen ejemplo a considerar. Un saludo afectuoso.
Patricio Basaure

<< Volver a mensajes Destacados
<< Volver al foro General
*Estilo clásico*

Página 1 de 0