Entrar  
 


<< Volver a mensajes Destacados
<< Volver al foro General
*Estilo clásico*

Página 1 de 0
  Mensaje :
 Publicado 18/02/2006 por:  
 Patricio Basaure Usuario registrado: Feb 2006
Santiago (Región Metropolitana) - Chile
ESTIERCOL 1 - Desechos/Materia Prima:
Estimados Amigos:
Con frecuencia se consulta sobre la importancia y características de los diversos estiércoles para ser usados como materia prima en el proceso de compostaje y vermicompostaje.
Participaré con una breve serie de mensajes referidos a éste tema, en la intención de aportar antecedentes y datos de interés, deseando que en alguna medida despeje interrogantes recurrentes.
1.- Desechos o Materias Primas:
Los residuos de las explotaciones ganaderas tienen dos consideraciones en general:
- Ser tratados como desechos, los que deben ser eliminados. En ésta alternativa, se propicia la pérdida de recursos naturales y la contaminación ambiental.
- Ser tratados como materiales que pueden utilizarse en calidad de enmiendas orgánicas de los suelos. Es la opción a recomendar y sugerir,sin duda alguna, opción que privilegia un sistema sustentable.

El uso eficiente de los residuos animales como abonos es una práctica de manejo agronómica y económicamente viable para una producción sustentable en agroecosistemas .
La incorporación de estiércoles al suelo implica reciclar nutrientes, los cuales son traspasados desde el complejo suelo-planta a través de la alimentación de los animales y retornan parcialmente a ese medio en forma de abonadura.
Otro factor a considerar en la idea de sustentabilidad, es que los estiércoles no sólo proveen nutrientes, determinan acciones positivas sobre un variado conjunto de propiedades edáficas, entre ellas, el contenido y la calidad de la materia orgánica.
Los valores orgánicos de los estiércoles son variados (30 - 80 %) y fundamentalmente están en relación con la especie animal, con la alimentación del ganado y con el medio en donde los mismos se acumulan y recogen.
En el caso específico de los rumiantes, el forraje rico en fibra que compone su dieta fundamental, contiene una cierta proporción de ligninas. Estas ligninas no son prácticamente degradadas ni por las enzimas de digestión ni por los microorganismos, y se excretan en el estiércol, junto a las sustancias constituidas por proteínas indigeribles, las que representan los componentes más importantes para la generación de las sustancias húmicas estables.
En consecuencia, aplicaciones reiteradas de estiércoles de ganado durante períodos prolongados permiten aumentar los contenidos de humus del suelo.
En forma paralela, con el beneficio que producen sobre la fracción orgánica, está demostrado que el estercolado actúa positivamente sobre la condición física de las tierras, permitiendo una importante disminucion de la densidad aparente, aumentos de la porosidad total, de la macroporosidad y de la estabilidad estructural y mejoras en la capacidad de almacenaje de agua del suelo, mediante la incorporación al suelo de variados tipos de estiércoles.
La condición biológica es otro aspecto a considerar en la práctica del abonado orgánico. El estiércol ejerce un efecto favorable por el gran y variado número de bacterias que posee. Éstas producen transformaciones químicas no sólo en el estiércol mismo sino, además, en el suelo, haciendo que muchos elementos no aprovechables por las plantas puedan ser asimilados por ellas. Además, el estercolado aumenta la población y la actividad de algunos componentes de la fauna edáfica, como por ejemplo las lombrices.
2.- Los Agroquímicos Contaminantes:
Bien sabemos que existe una crisis de energía a nivel mundial, lo que implica necesariamente el aumento de los costos de los fertilizantes inorgánicos, agroquímicos contaminantes y tóxicos sin excepción.
A nivel mundial, hoy se reconocen serios problemas de contaminación por el uso excesivo de los fertilizantes sintéticos, incrementandose las áreas que sufren procesos degradativos por la disminución de la fracción orgánica de los suelos ante el intenso uso agrícola. Esta situación negativa renueva, a nivel mundial, el interés por el uso en agricultura de materiales orgánicos de diversos orígenes.
Cabe destacar que, el interés esencial que a nivel de muchos productores y de no pocos profesionales del agro por los estiércoles en calidad de enmiendas suele estar centrado en su posible aptitud como fertilizante químico.
Como proveedores de nutrientes en estos materiales son de bajo grado si se los compara con los fertilizantes industriales. Asimismo, debido a la resistencia a la descomposición de algunas de las fracciones orgánicas presentes en los estiércoles, sólo una parte de los nutrientes presentes el producto original queda finalmente a disposición de las plantas.
Sin embargo, no debe desdeñarse en absoluto el valor fertilizante de los estiércoles, particularmente si las cantidades que se aplican al suelo son superiores a los 10.000 kg/ha. Puede afirmarse que en una incorporación de 20.000 kg/ha de estiércol fresco de vacuno (con 80% de humedad), se aportan al suelo 50,8 kg/ha de nitrógeno, 33,6 kg/ha de potasio y 32,4 kg/ha de fósforo asimilable; mientras que aplicando igual dosis de gallinaza (estiércol de pollo sin cama), se inyectan al suelo 142,8 kg/ha de nitrógeno, 83,4 kg/ha de potasio y 231,6 kg/ha de fósforo asimilable (tomando a la enmienda con una humedad del 70%).
Patricio Basaure

<< Volver a mensajes Destacados
<< Volver al foro General
*Estilo clásico*

Página 1 de 0