Entrar  
 


<< Volver a mensajes Destacados
<< Volver al foro General
*Estilo clásico*

Página 1 de 1
  Mensaje (3 respuestas):
 Publicado 12/04/2006 por:  
 Martin Nigoul Usuario registrado: Feb 2006
La Plata (Buenos Aires) - Argentina
Número mágico 27:
Amigos: Hace algunos meses cambié la forma de manejar el lombricario de mi trabajo. Como resultado de ese cambio, aumenté la superficie de cultivo de 40 a 48 m². Esto me llevó a intentar utilizar el estiércol fresco directamente en las cunas sin compostado previo (algo similar me había sugerido el ingeniero Pennington sólo que creo que era más superficie). Para variar hice las cosas mal. En lugar de comenzar con pequeñas capas de estiércol fresco y ver como se desarrollaba la cosa, coloqué todo el estiércol compostado y sobre éste comencé a colocar el fresco. El resultado, como era de esperarse, fué que la temperatura de los lechos se elevó y más de lo que los animales toleran. Algunas desafortunadas quedaron atrapadas entre la mediasombra al rayo del sol y el calor de las cunas, pero la mayoría encontró refugio (en las partes bajas de las cunas (eso sí lo había previsto) o en los laterales o en los centímetros superiores del alimento). Cuando quedó claro que la temperatura en tales condiciones no bajaría de 30-34°C (y si el clima cambiaba, como sucedió, bién podía superar los 40) debí suspender todo agregado de alimento y esperar que las cosas se refresquen. Medí diariamente la temperatura en los sectores y poco a poco las cosas se ponían mejor. Las lombrices comenzaron a colonizar el alimento que días atrás había sido estiércol fresco, pero en todos los casos, había un factor común: la temperatura era inferior a 28°C. De hecho, en estos experimentos poco científicos el número mágico parece haber sido 27 (°C).
Es decir, sabemos por trabajos serios que las lombrices toleran hasta 40°C, pero los resultados que obtuve me hacen creer que la lombriz no se muda voluntariamente a un alimento con temperaturas superiores a 27°C si tiene alternativas.
Todo puede haber sido una coincidencia, pero en tal caso una bastante consistente ;-).
Han obtenido experiencias similares? Se les ocurre alguna otra causa para esta coincidencia?
Como acotación, una vez que la temperatura está allí todo parece ir bién. Incluso, utilizando estiércol fresco en capas finas sobre material ya habitado por lombrices y a 23-25°C parece ser bién recibido(aunque se mantienen debajo de éste y lo colonizan lentamente). Supongo que voy a reintentar alguna variante, ya sea aumentando la superficie o agregando una parte fresca y compostando el resto...Será oportunidad para otro mensaje...
Saludos, Martín.

 Respuesta #3 - Publicada 17/04/2006 por:  
 Patricio Basaure Usuario registrado: Feb 2006
Santiago (Región Metropolitana) - Chile
Re: Número mágico 27:
(1 Respuesta)
Estimado Amigo Martin:
Gusto en saludarte. Hace días que no tenía la oportunidad de compartir opiniones contigo. En lo posible participo del Foro, éste último tiempo ha sido menos periódico (contra mi voluntad), pero sí leo los aportes y consultas, y te reitero que con tus intervenciones se me alegra el almanaque, no por que me dé risa lo que señalas, al contrario,más bien por el ingenio que pones en titulares y/o comentarios.

Respecto al texto en particular, me atrevo a aseverar que la temperatura señalada como número mágico, 27ºC, es una media óptima para las lombrices.

En cuanto a la práctica de estiércol fresco, con mucho agrado quiero compartir el siguiente procedimiento, el cual me ha dado siempre un excelente resultado:

1.-Despejar, limpiar y raspar superficialmente una superficie de terreno, de máximo 2 metros de ancho, por el largo que estimes conveniente (que dependerá del material estiércol del cual dispongas). A modo de sugerencia, práctico es hacer tramos de 10 metros de largo.

2.- Extender sobre la superficie raspada, un plástico negro grueso (20 mm),ubicando estacas de madera en cada esquina y en los lados, cada 1 metro. La idea central, es que el plástico cubra el ancho y permita levantar cada costado al menos 20 centímetros, lo que se logra amarrando cada esquina a la estaca respectiva y mediante corchetes (grampas) o similar (tachuelas, etc.) levantar los lados apoyandose en las estacas laterales. Así, conformarás una especie de recipiente tipo piscina, con bordes levantados.

3.- A continuación, pones por capas no superiores a 10 centímetros, el estiércol fresco. Cada capa la humedeces en forma abundante. Procedes a poner capas sucesivas, hasta una altura de 50 cms. máximo, humedeciendo cada una. Sobre la última capa, pones una cubierta de paja seca (te recomiendo paja de trigo), cuyo espesor sea mínimo de 20 cms.

4.- Cada 2 días, retiras la paja seca, e inviertes el material en proceso, mojas nuevamente y cubres con la paja. Este paso lo realizas 4 veces (en total, a los 10 días, el material estará óptimo para las lombrices, el color verde será ahora un color café oscuro).

5.- Lo señalado, permite acelerar el proceso y sin duda, evitar la pérdida de los nutrientes, los que podrás recuperar casi en un 100%, de lo contrario, éstos se pierden por lixiviación y/o evaporación.

Recibe mi cordial saludo.

Patricio Basaure

Ver respuesta (1)  
 Respuesta #2 - Publicada 15/04/2006 por:  
 manuel Usuario registrado: Feb 2006
Guayaquil (Guayas) - Ecuador
Re: Número mágico 27:
(1 Respuesta)
Hola Martìn..
Te cometo que yo vengo utilizando estièrcol bovino fresco hace màs de 2 años, pero en pequeñas cantidades en una cama (10-15% del volumen del compost)...màs o menos, con alimentaciòn sucesiva de 16m3 de compost, aplico 2 m3 de estièrcol fresco y lo mezclo en la cama con rastrillos con puntas redondeadas...luego aplico agua, y a las pocas horas las lombrices empiezan a introducirse en el nuevo sustrato... es efectivo!!! Pero siempre mantengo la aireaciòn y la humedad, para evitar los efectos de la tempertura...

Saludos,
Manuel

Nota: el compost inicial viene ya con una concentraciòn de estièrcols de aproximadamente 15%


Ver respuesta (1)  
 Respuesta #1 - Publicada 12/04/2006 por:  
 Juan Usuario registrado: Feb 2006
Mendoza (Mendoza) - Argentina
Re: Número mágico 27:
(1 Respuesta)
Hola Martín. Lo que comentas del guano fresco por debajo de 27 C° no me sorprende, es más después de 6 meses en lombricultura el tema del compostado no me ha dado el resultado esperado y he tenido algunas sorpresas con alimento sin compostar.Hice pruebas en cajas plásticas alimentando una pequeña cantidad de lombrices con restos de comida domiciliaria y si bien no aceptaron la lechuga, cebolla, zanahoria y papel si aceptaron de mucho agrado el durazno, naranja, banana y el pan (agrupándose bajo estos alimentos de forma orgiesca), y teniendo en estos casos mayor aceptación que el compostado de guano y de orujo de uva.
Con respecto a las cunas al aire libre una vez terminado el guano de caballo compostado y envejecido comencé a utilizar orujo de uva compostado, los resultados han sido buenos pero desconcertantes: una vez colocadas las lombrices en orujo compostado y muy humedecido, éstas han engrosado y se han alargado, presentando un aparato reproductor más pronunciado, pero lo extraño es que con el mismo alimento me cuesta muchísimo sacarlas de los lechos viejos.
Para " pescarlas" estoy utilizando cajas pláticas perforadas en las que coloco unos 10 cm de orujo compostado y humedecido ( debido a que el orujo se seca rapidamente trato de mantener esta humedad a diario regando solamente dentro de la caja plástica) colocandolas luego de hacer una restriccion hídrica de unos 4 días al lecho en cuestión.
Los resultados no son óptimos ya que aunque el alimento es nuevo y está humedo, las niñas no migran a el masivamente, sin embargo cuando están en las camas del mismo alimento engordan bastante.
Cual es tu opinion?
Me alegra mucho que hayas liberado a Willy, seguro están más comodas en alimento que sumergidas.
Chau.

Ver respuesta (1)  
<< Volver a mensajes Destacados
<< Volver al foro General
*Estilo clásico*

Página 1 de 1