Entrar  
 


<< Volver al foro General*Estilo clásico*

Página 1 de 1
  Mensaje (1 respuestas):
 Publicado 29/07/2009 por:  
 Patricio Basaure Usuario registrado: Feb 2006
Santiago (Región Metropolitana) - Chile
FÓSFORO/NUTRIENTE LIMITANTE: PRÁCTICAS ORGÁNICAS:
El término "nutriente limitante" se refiere a que es un nutriente mayor que generalmente es deficitario en los suelos agrícolas, principalmente por que no es posible de ser capturado desde el aire por los microorganismos del suelo (como sí ocurre con el nitrógeno, caso de las bacterias nitrificantes presentes en los nódulos radiculares de las leguminosas) y que los equilibrios de reacción del fósforo tienden a mantener la mayor parte de éste nutriente en formas no disponibles tanto para plantas como microorganismos.

El aporte de fósforo soluble a los suelos, en forma muy rápida, más del 90% se vuelve insoluble, no disponible para plantas y microorganismos, situación que se agrava en suelos con bajo porcentaje de materia orgánica y en aquellos que presentan pH extremos (ácidos o alcalinos).

-Los sub-ciclos del fósforo se ven dificultados por el hecho que los equilibrios de reacción tienden a mantener la mayor parte del nutriente en formas no disponibles para las plantas o microorganismos.

-Al incorporar fósforo al suelo sobre el 90% de éste pasa rápidamente a formas insolubles, no disponibles para plantas y microorganismos, lo que determina una acumulación del mineral en forma contaminante.

-Esta deficiencia del nutriente se incrementa cuando el aporte se realiza en suelos con bajo contenido en materia orgánica o con ph extremos.

-Un manejo de fertilidad de suelos racional y sustentable, exige la eficiencia de utilización del fósforo, la que no depende de mayores tasas de aplicación de fertilizantes fosfatados, sino de fomentar procesos de reciclaje y de solubilización del nutriente en el suelo.

-Las principales formas de fosfatos orgánicos en el suelo son el fosfato de inositol y los ácidos nucleicos, los que tienen orígen microbiano fundamentalmente.

-Los equilibrios de reacción entre las distintas formas de fósforo dependerán principalmente de los coloides y minerales presentes en el suelo, el pH, la actividad microbiológica, la presencia de enzimas y ácidos orgánicos y la intensidad de la demanda de éste nutriente.

-Si bien la composición y pH del suelo son propiedades que presentan en ciertos casos dificultad en su manejo, los agentes de orígen biológico si son posibles de manejar, y prácticamente todos ellos tienden a mantener el fósforo en sus estados de mayor disponibilidad. Por ello, los microorganismos del suelo son fundamentales para asegurar un mejor y mayor uso del fósforo del suelo.

-Cabe señalar que los mecanismos que permiten mantener una demanda permanente de fósforo son todos aquellos que aseguran un crecimiento, actividad radicular y microbiológica óptima.

-Los ácidos orgánicos, las micorrizas, son a la vez de suma importancia en la generación de fósforo soluble.

FOSFORO EN CITRICOS/ UN EJEMPLO DE DÉFICIT:

En la planta, la deficiencia de P puede causar mayor espesor de cáscara y menos jugo, más acidez, y gajos que tienden a separarse dejando lo que se conoce como “corazón hueco”. Un buen suministro adelanta la madurez de la fruta.
En una tonelada de frutos cítricos, las cantidades de nutrientes extraídas que se estiman son:

kg de nutrientes/ton de fruto
Nitrógeno 1.5, Fósforo 0.2, Potasio 2.0, Calcio 0.7, Magnesio 1.18

Fuente: Chapman, Kelly, Smith, Reuther, Cassin, Labanauskas, Handy (1943-1972), citados por Goñi, 1997.

BIOLES / FERTILIZANTE FOLIAR: ALTERNATIVA ORGÁNICA

En agricultura orgánica, una de las alternativas de fertilización foliar son los Bioles.

Bioles:
Los abonos líquidos o bioles son una estrategia que permite aprovechar el estiércol de los animales, sometidos a un proceso de fermentación anaeróbica, dan como resultado un fertilizante foliar que contiene principios hormonales vegetales (auxinas y giberelinas).

Investigaciones realizadas, permiten comprobar que aplicados foliarmente a los cultivos en una concentración entre 20 y 50% se estimula el crecimiento, se mejora la calidad de los productos e incluso tienen cierto efecto repelente contra las plagas.

Estos abonos orgánicos líquidos son ricos en nitrógeno amoniacal, en hormonas, vitaminas y aminoácidos. Estas sustancias permiten regular el metabolismo vegetal y además pueden ser un buen complemento a la fertilización integral aplicada al suelo.

1.- Composición del biol
La composición bioquímica del biol obtenido del estiércol de ganado lechero estabulado, que recibe en promedio una ración diaria de 60% de alfalfa, 30% de maíz ensilado y 10% de alimentos concentrados, contiene elementos precursores y hormonas vegetales.

Tabla 1. Comparación de la composición bioquímica del Biol proveniente de estiércol (BE) y de estiércol más alfalfa picada (BEA

Componente (BE)/ (BEA)

Sólidos totales % 5,6 / 9,9
Materia orgánica % 38,0 / 41,1
Fibra % 20,0 / 26,2
Nitrógeno % 1,6 / 2,7
Fósforo % 0,2 / 0,3
Potasio % 1,5 / 2,1
Calcio % 0,2 / 0,4
Azufre % 0,2 / 0,2
Acido Indol Acético mg/g 12,0 / 67,1
Giberelinas mg/g 9,7 / 20,5
Purinas mg/g 9,3 / 24,4
Tiamina (B1) mg/g 187,5 / 302,6
Riboflavina (B2) mg/g 83,3 / 210,1
Piridoxina (B6) mg/g 33,1 / 110,7
Acido nicotínico nm/g 10,8 / 35,8
Acido fólico mg/g 14,2 / 45,6
Cisteína mg/g 9,2 / 27,4
Triptofano mg/g 56,6 / 127,1


2.- Elaboración del biol
Es importante considerar la relación de materia seca y agua, la cantidad de agua puede variar de acuerdo a la materia prima, generalmente 3 partes de agua por 1 de estiércol, a esta mezcla se puede agregar 20 kg de Guano de Islas o cavaderas.

3.- Construcción del biodigestor
Los materiales que se utilizan por lo general son depósitos de plásticos. Un cilindro de plástico de 200 litros, 50 kg. de estiércol fresco, puede utilizarse vísceras de pescado, lo que incrementa el contenido del biol en fósforo y calcio.
Con la idea de acelerar el proceso, se puede agregar 2kg de azúcar, (también podría disolverse 250 gr de levadura en polvo con 1 lt de leche tibia).

4.- Usos del biol
El biol, puede ser utilizado en una gran variedad de plantas, sean de ciclo corto, anuales, bianuales o perennes, gramíneas, forrajeras, leguminosas, frutales, hortalizas, raíces, tubérculos y ornamentales, con aplicaciones dirigidas al follaje, al suelo, a la semilla y/o a la raíz. La aplicación del biol se realiza por lo menos 4 veces durante el desarrollo fenológico del cultivo.
Mejora los rendimientos en biomasa, la floración y la calidad de los frutos.

FERMENTO DE PAPAYA/ACELERADOR DE COMPOSTAJE BAJO EN FÓSFORO:

La papaya contiene azúcar, papaína, pectinas, resinas, ácidos orgánicos, vitaminas A, B1, B2 y C y aceite esencial de fosfolípidos. El fruto de la papaya está constituido principalmente por agua (86.8 %) y carbohidratos (12.18 %). Es además una buena fuente de vitamina A Retinol); mientras que su contenido de minerales tales como calcio, fósforo y fierro es pobre. Los carbohidratos presentes en la papaya son azúcares con poco o nada de almidón presente.

Entre los frutos es notable por su bajo contenido de ácidos; la porción comestible tiene un valor de pH entre 4.5 y 6.0. Entre los ácidos que pueden encontrarse en la papaya destacan: el málico, cítrico, galacturónico y a-cetoglutárico. Las papayas destacan por su contenido en vitamina C y vitamina A en forma de carotenos dentro de los cuales tendría principalmente betacarotenos, gamma carotenos y epsilon carotenos. La vitamina C y los carotenos constituyen dos de los principales antioxidantes que favorecen la eliminación de los radicales libres generados. Una papaya media contiene unos 190 mg de vitamina C.

Las papayas son ricas en un componente llamado papaína o papayotina. La papaína es una enzima, con propiedades parecidas a la pepsina ( enzima que forma parte de los jugos gástricos) o la tripsina ( enzima que forma parte de los jugos pancreáticos). Al igual que estos fermentos, ataca las proteínas produciendo su destrucción. Este tipo de enzimas, se conocen como enzimas proteolíticas tal como ocurre con la bromelina de la piña, la actidina del kiwi o la ficina de los higos.

Hay que ser muy prudentes en el manejo de este fruto cuando esta verde porque produce un jugo semejante a la leche que resulta irritante para los ojos, pudiendo llegar a producir perdida de visión. No se puede utilizar papaya con preparados que necesiten coagularse, puesto que esta fruta, al igual que la piña, impide la coagulación de los alimentos.

BACTERIAS ACIDO LACTICAS: Lactobacillus bulgaricus

Las bacterias ácido-lácticas constituyen un vasto conjunto de microorganismos benignos, dotados de propiedades similares, que fabrican ácido láctico como producto final del proceso de fermentación. Se encuentran en grandes cantidades en la naturaleza, así como en nuestro aparato digestivo.

Aunque se las conoce sobre todo por su labor de fermentación de productos lácteos, se emplean asimismo para encurtir vegetales en la horneado, en la panificación del vino, para curar pescado, carne y embutidos, así como en la agricultura como activador biológico.

Sin comprender la base científica que explicase su acción, numerosos pueblos utilizaban estas bacterias hace ya miles de años para la elaboración de alimentos modificados, que podían conservarse mucho más tiempo, y estaban dotados de texturas y sabores característicos, distintos de los del producto original.

En la actualidad también se hace buen uso de estos ilustres aliados microbianos en la elaboración de una amplia gama de productos lácteos fermentados, ya sean líquidos, como el kefir, o densos y semisólidos, como el queso o el yogurt.

La acción de estas bacterias desencadena un proceso microbiano por el cual la lactosa (el azúcar de la leche) se transforma en ácido láctico. A medida que el ácido se acumula, la estructura de las proteínas de la leche va modificándose (van cuajando), y lo mismo ocurre con la textura del producto. Existen otras variables, como la temperatura y la composición de la leche, que influyen en las cualidades particulares de los distintos productos resultantes.

El ácido láctico es también el que confiere a la leche fermentada ese sabor ligeramente acidulado. Los elementos derivados de las bacterias ácido-lácticas producen a menudo otros sabores o aromas característicos. El acetaldehído, por ejemplo, da al yogurt su aroma característico, mientras que el diacetilo confiere un sabor de mantequilla a la leche fermentada. Pueden añadirse asimismo al cultivo de microorganismos, como las levaduras, a fin de obtener sabores particulares. El alcohol y el dióxido de carbono producidos por la levadura, por ejemplo, dan al kefir, el koumiss y el leben (variedades de yogurt líquido) una frescura y una esponjosidad características. Entre otras técnicas empleadas cabe mencionar las que consisten en eliminar el suero o añadir sabores, que permiten crear una variada gama de productos.

En lo que concierne al yogurt, su elaboración deriva de la simbiosis entre dos bacterias, la Streptococcus thermophilus y la Lactobacillus bulgaricus, que se caracterizan porque cada una estimula el desarrollo de la otra. Esta interacción reduce considerablemente el tiempo de fermentación y el producto resultante tiene peculiaridades que lo distinguen de los fermentados mediante una sola cepa de bacteria.

Gracias a la elaboración del yogurt y otros productos lácteos fermentados, las bacterias ácido-lácticas seguirán representando un filón de explotación como cultivos probióticos. Éstas se complementan con las bacterias presentes en nuestra flora intestinal y contribuyen al buen funcionamiento del aparato digestivo. Ante la creciente demanda de los consumidores, cada día más preocupados por la salud, el mercado internacional de estos productos no cesa de incrementarse.

Las bacterias ácido-lácticas resultan excelentes embajadoras del mundo de los microbios, tan poco apreciado por lo general. Su importancia no se limita al orden económico, sino que se debe ante todo a sus propiedades, que contribuyen a preservar y mejorar la salud.

Para la producción biotecnológica de ácido láctico se han utilizado diferentes sustratos puros, tales como glucosa, lactosa, almidón y celulosa, sin embargo estos sustratos son económicamente desfavorables, no sólo porque los sustratos puros son costosos y requieren la adición de fuentes nitrogenadas complejas para producir ácido láctico en un tiempo razonable, sino también porque se requiere de un pre - tratamiento de los polisacáridos naturales para su posible fermentación.

En agricultura, hoy se considera la caña de azúcar y sus sub – productos como sustrato. Una cosecha de caña de azúcar (Saccharum officinarum L.) en verde genera 30 t de biomasa por cada tonelada de caña cosechada; estos residuos se pican y se esparcen sobre el campo de siembra o se colocan sobre los entresurcos o calles para su descomposición. Los residuos de cosecha en verde (inmediatamente después del corte) tienen un contenido de agua de alrededor de 75% y un contenido nutricional representado en azúcares, nitrógeno, fósforo, potasio, calcio, magnesio, hierro, manganeso, cobre y zinc (Victoria et al., 2002), nutrientes que son ideales para el crecimiento microbiano.

Por lo anterior se sigue investigando activamente en la búsqueda de sustratos de fermentación láctica de bajo costo, bajo nivel de contaminantes, alta velocidad de fermentación, alto rendimiento en ácido láctico, poca formación de subproductos y disponibilidad durante todo el año.


Un abrazo cordial

Patricio


 Respuesta #1 - Publicada 29/07/2009 por:  
 josejaviergama Usuario registrado: Sep 2007
Toluca (Edo. de Mexico) - Mexico
Re: FÓSFORO/NUTRIENTE LIMITANTE: PRÁCTICAS ORGÁNICAS:
(1 Respuesta)
Saludos profesor Basaure:

Tengo varias dudas a lo que redacta acerca De la preparación del biol:
1.- Que es el Guano de Islas o cavaderas?.
2.-Que proporción de visceras a utilizar?.
En las plantas que es el desarrollo fenológico del cultivo?.
y con respecto a la papaya como se utiliza el fermento de papaya para acelerar en compostaje.?
Por sus acertadas contestaciones le ofrezco mis gratitudes.

Ver respuesta (1)  
<< Volver al foro General*Estilo clásico*

Página 1 de 1