Entrar  
 


<< Volver a mensajes Destacados
<< Volver al foro General
*Estilo clásico*

Página 1 de 1
  Mensaje (3 respuestas):
 Publicado 10/09/2010 por:  
 Miguel Schuldt Usuario registrado: Feb 2006
El Bolson (Rio Negro) - Argentina
Cursos. Investigación, transferencia y actividades en torno a las lombrices:
Acabamos de comenzar un nuevo curso de lombricultura por la Web…y desde el primero, en el 2001, hemos concretado una larga lista. Cada vez que se inicia uno, se tiende a hacer un balance, sin dejar de preguntarse cuáles mejoras han sido posibles de introducir. Mas allá, de reflexionar sobre la propia práctica, se trata de mantener un equilibrio entre lo nuevo que surge naturalmente a lo largo de los trabajos de investigación y aplicar aquello que incide sobre las prácticas y por ende, permite potenciar la productividad del lombricultor.
La pagina www.manualdelombricultura ha sido muy receptiva a los avances apenas salidos de la “cocina” de la lombricultura, por las vinculaciones que existen con la generación del conocimiento, por lo que a menudo se pudieron aplicar, aun antes de la publicación formal.
Así, fue posible, introducir una serie de cambios en la lombricultura tradicional,que permitieron avances sustanciales, en cuanto a posibilidades de expansión de los lombricultivos con siembras, de una densidad tan baja que a mas de uno pudo haberle parecido ofensivo (1.400 a 10.000 lombrices/Lecho), particularmente, si de vender lombrices se trata (Schuldt, 2008). Siempre se trato de relacionar la práctica con aspectos salientes de la biología reproductiva de las lombrices, así surgieron una serie de recomendaciones acerca de la densidad máxima que tolera cada medio/alimento y como, mas allá de la superdieta, lo que realmente importaba para multiplicar lombrices, era cuidar el apiñamiento en el cultivo, ya que la reproducción decae abruptamente, cuando la cantidad de lombrices en el cultivo se aproxima al 80% del máximo que tolera cada medio. Cuestiones que fue posible objetivar, dado que desarrollamos herramientas adecuadas para hallar, con un error conocido, la cantidad de lombrices para distintas instancias de los cultivos (Schuldt, Rumi, Guarrera y otro, 1998). Estos, son algunos de los logros en la última década, que resultan de la colaboración de equipos interdisciplinarios y de la retroalimentación, que significa, la supervisión y el seguimiento de proyectos concretos, el ida y vuelta de los diversos foros, aportes de técnicos, productores, idóneos y alumnos.
Cotejar teoría y práctica, obliga a una apertura constante para hacer las correcciones que la experiencia enseña y no encerrarnos en que es lo nuevo y lo viejo de la actividad, ya que mucho de la “vieja lombricultura” sirve todavía, o al menos, es una base para construir y también algo de la “nueva lombricultura” que, también puede tener facetas descartables. Así fue como lo “nuevo” de los sectores angostos de poco mas de 1 m de ancho, comprometió seriamente un emprendimiento en el Valle del Río Negro, Argentina, que fácilmente solucionamos fusionando sectores aledaños de cultivo, con lo que el ancho paso a 3,5 m, con la consiguiente economía en riego, productividad y mantenimiento.
Importante es no creer que la verdad se encuentra en manos de unos pocos y que el resto esta equivocado, cuando lo importante es seguir ensayando y analizando sin aferrarnos a ningún dogma. Las verdades son sin duda relativas a la luz del avance de una actividad y la lombricultura no escapa a ella..
Un buen ejemplo lo constituyen las relaciones carbono (C)/ nitrógeno (N) a las que recurrimos, cuando vamos a elaborar un compost para situarlo en el torno al óptimo (25/1 a 40/1 o 50/1). Cuando uno va a las tablas, se encuentra con los valores determinados mediante análisis químicos, para los distintos insumos de materia orgánica (estiércoles, paja, aserrín, etc) que serán nuestros componentes para formular la dieta para las lombrices. Sin duda el desafío radica en muchos sustratos aun no ensayados como alimento, y aunque los laboratorios nos provean de los valores del contenido de carbono y nitrógeno de los mismos, siempre es aconsejable lanzar además las pruebas de bandeja que recomendamos (Schuldt, Christiansen, Scatturice y otros, 2005) y que suplen las engorrosas tradicionales Pruebas de las 50 lombrices (P50L). ¿Qué nos ocurrió con un ensayo de reconversión de residuos del Lúpulo? -una producción importante en la región de la Comarca Andina del Paralelo 42 (que abarca productores de Río Negro y Chubut), donde se lanzo un ensayo a campo con los restos leñosos de los tallos y las hojas, combinados con estiércol ovino para transformarlos en abono para reinsertar en la producción. Armamos una mezcla con estos componentes, en función de los datos de la relación C/N, pero, los resultados no fueron satisfactorios, debido a que si bien los valores de laboratorio eran correctos, la disponibilidad del C estaba muy demorada. Las pruebas con 5 lombrices por bandeja (P5L) nos permitieron objetivar el tema, sobre la base del los cambios observados en la producción de cocones, su contenido, el tiempo de desarrollo de los juveniles y el potencial reproductor para cada dieta. Colateralmente, pudimos observar el valor del estructurante (aserrín), para potenciar algunos aspectos de la reproducción de las lombrices cuando, en general, al estructurante se le atribuye un rol casi pasivo. Ensayo, error y sentido común es lo que importa. En muchos docentes, que uno tuvo como alumnos, es muy común, una preocupación por las experiencias de laboratorio “por que salgan bien”, cuando más de una experiencia “que sale mal” nos enseña mucho más que las primeras, siempre y cuando, estemos en condiciones de explicar que ha ocurrido. Toda capacitación que no logra proveer al alumno de un bagaje adecuado de conocimientos, para que sepa, como aplicarlos ante situaciones diversas y cambiantes, tornándolo criterioso y autosuficiente, es un fracaso para el docente, mas que para el alumno.
Citas Bibliográficas
SCHULDT, M., 2008. Iniciación de lombricultivos de Eisenia fetida (y E. andrei) (Oligochaeta, Lumbricidae) con siembras de baja densidad. Estrucplan VIII(676):1-7
SCHULDT, M., A. RUMI, L. GUARRERA Y H.P. De BELAUSTEGUI. Programación de muestreos de Eisenia foetida (Annelida, Lumbricidae). Adecuación a diferentes alternativas de manejo. Rev.Arg.Prod.Animal, 18(1):53-66.1998
SCHULDT, M., RUMI, A., GUTIERREZ-GREGORIC, D., 2005. Estimación de la capacidad de porte en lombricultivos de Eisenia foetida (Oligochaeta, Lumbricidae) con distintas materias orgánicas. VII Jornadas de Zoología del Uruguay (Montevideo, octubre 2003). Rev. Arg. Prod. Animal 25(1-2): 101-109.
SCHULDT, M., R. CHRISTIANSEN, L. A. SCATTURICE y J. P. MAYO, 2005.
Pruebas de aceptación de alimentos y contraste de dietas en lombricultura. Congr. Intern.BairesBiotec2005 Libro Res. (9):432-433. RedVet VI(7):1-12.
SCHULDT, M., R. CHRISTIANSEN, L. A. SCATTURICE y J. P. MAYO, 2006. La lombriz como animal de laboratorio. Estandarización de procedimientos (En: M.Schuldt, ed., Lombricultura. Teoría y práctica): 265-278.


 Respuesta #3 - Publicada 06/11/2011 por:  
 jml Usuario registrado: Dic 2010
Bejuma (Edo. Carabobo) - Venezuela
Re: Cursos. Investigación, transferencia y actividades en torno a las lombrices:
Hola profe,
Vuelvo como ex alumno del año pasado para pedir ayuda. Estamos en Venezuela tratando de formar un grupo de científicos capaces de elaborar unas normas para producción y la comercialización de los biofertilizantes líquidos y sólidos derivados de lombricompostaje.
Para ganar tiempo y no repetir errores ya cometidas en otros paises espero que me podría ayudar en conseguir documentación y orientaciones.
De antemano gracias. J.M.Hétier

 Respuesta #2 - Publicada 06/11/2011 por:  
 jml Usuario registrado: Dic 2010
Bejuma (Edo. Carabobo) - Venezuela
Re: Cursos. Investigación, transferencia y actividades en torno a las lombrices:
Hola profe,
Vuelvo como ex alumno del año pasado para pedir ayuda. Estamos en Venezuela tratando de formar un grupo de científicos capaces de elaborar unas normas para producción y la comercialización de los biofertilizantes líquidos y sólidos derivados de lombricompostaje.
Para ganar tiempo y no repetir errores ya cometidas en otros paises espero que me podría ayudar en conseguir documentación y orientaciones.
De antemano gracias. J.M.Hétier

 Respuesta #1 - Publicada 18/09/2010 por:  
 Patricio Basaure Usuario registrado: Feb 2006
Santiago (Región Metropolitana) - Chile
Re: Cursos. Investigación, transferencia y actividades en torno a las lombrices:
Estimado Miguel:

Comparto plenamente los comentarios. Son un estímulo para fomentar la investigación, y muy especialmente, la innovación en ésta apasionante actividad. Felicitaciones.

Un abrazo cordial

Patricio

<< Volver a mensajes Destacados
<< Volver al foro General
*Estilo clásico*

Página 1 de 1