Entrar  
 


<< Volver a mensajes Destacados
<< Volver al foro General
*Estilo clásico*

Página 1 de 0
  Mensaje :
 Publicado 18/04/2005 por:  
 Patricio Basaure Usuario registrado: Dic
Chile
DATOS DE INTERES:
Estimado Alejandro:
Una de las medidas preventivas básicas antes de usar un agroquímico, es leer totalmente y en forma detenida la etiqueta del producto comercial. Todos los plaguicidas tienen algún grado de toxicidad para el ser humano y animales en general. El uso medianamente seguro de estos productos comienza al momento de la compra, oportunidad en que debe leerse toda la etiqueta y hacer las consultas respectivas al vendedor. Por ello nunca se debe comprar o utilizar plaguicidas que se encuentren en envases que no sean los originales, los que deben tener su etiqueta con las especificaciones e instrucciones en el idioma del país donde se comercializa, de acuerdo a las normas nacionales. Antes de iniciar una aplicación, los trabajadores deben ser instruidos por el responsable del trabajo, sobre los riesgos del plaguicida a usar y sobre el correcto uso de los equipos, su mantención, regulación, preparación de mezclas. Todo aplicador debe saber leer y escribir, tener buena salud, estar adiestrado y capacitado en el uso, debe conocer los síntomas de intoxicación y saber adoptar las medidas de primeros auxilios. Las personas inexpertas, irresponsables, enfermos, ancianos o niños, no deben intervenir en una aplicación, tampoco deben hacerlo personas bebedoras o que estén bajo el efecto del alcohol, no pueden hacerlo personas con antecedentes de enfermedades broncopulmonares, cardíacas, epilépticas, con daños hepáticos, daños neurológicos o con afecciones a la piel y a los ojos o con lesiones residuales de intoxicaciones anteriores, debe manipularse estos productos en lugares ventilados, bien iluminados, con el debido traje de protección, al preparar mezclas no se debe portar alimentos, ni comer, tampoco fumar, beber o mascar chicle, por ejemplo, siempre deben haber mínimo dos personas responsables en las aplicaciones, verificar el correcto funcionamiento de equipos, elaborar sólo las dosis recomendadas, nunca aumentar éstas para obtener mejores resultados, se deben usar utensilios específicos para estos fines, nunca domésticos, las preparaciones se deben hacer distante de fuentes de agua por las contaminaciones que se pueden originar, estos productos se deben almacenar en forma cuidadosa, en bodegas debidamente habilitadas y exclusivas, con piso de cemento, extintor de fuego registrado y personas adiestradas en su uso. Se recomienda además, entre otras diversas normativas, avisar a vecinos del uso y horario de aplicación, tipo de producto a aplicar, señalizar los deslindes del área a tratar con letreros de advertencia, evitando el ingreso de personas o animales al área tratada durante el tiempo recomendado en la etiqueta.

LA ETIQUETA:
En la etiqueta, cuyo color identifica el grado de toxicidad del producto, se indica entre otros antecedentes, el tipo de producto según los organismos que controla (acaricidas, fungicida, bactericida, insecticida, nematicida, herbicida, rodenticida, molusquicida), a veces tienen acciones mistas (insecticida-fungicida por ejemplo), se señala la composición química del producto, su forma de acción (de contacto, sistémicos, digestivos, fumigantes, repelentes), según su formulación o presentación comercial (polvo seco, polvo mojable, polvo soluble, gránulos, cebo tóxico, fumigante sólido, concentrado emulsionable, líquido miscible, microencapsulado, suspensión concentrada o dispersable, fumigante líquido, aerosol, fumigante gaseoso), su período residual (tiempo en que el producto permanece activo después de su aplicación, conservando propiedades tóxicas en relación a las plagas a controlar u otras especies). El período residual dependerá de las características químicas y físicas del producto, de la formulación que se emplee, de la concentración y las condiciones climáticas después de su aplicación. Es por ello que en las etiquetas se entrega una "estimación del efecto residual", que tiene una variación a veces bien amplia de la cantidad de días de efecto. Generalmente los plaguicidas organoclorados poseen un período residual mayor que los organofosforados.

En cuanto al período de reentrada, éste es el tiempo mínimo que debe esperarse después de la aplicación para el ingreso de personas y animales al área tratada. El período de carencia es el período después de la aplicación, durante el cual la planta, fruta o verdura tratada no se debe consumir por las personas o animales, pues se presume razonablemente que, dentro de dicho tiempo, el plaguicida que aún contiene, constituye un serio riesgo para la salud. Los plaguicidas siempre dejan residuos, a veces inalterables, otras veces en forma de productos desintegrados. Algunos plaguicidas más persistentes pueden pasar de un cultivo a un animal y del animal al hombre. La tolerancia o tolerancia legal, es la cantidad máxima de residuos permitida por la ley para un producto cosechado o producto alimenticio en particular. Esta tolerancia se expresa en partes por millón (p.p.m.) o milígramos por kgr. (mg/kg). En cuanto al rango o espectro de acción, existen productos de acción amplia (matan o destruyen todo), de espectro de acción selectiva (son medianamente específicos para una plaga o enfermedad determinada) En cuanto a la compatibilidad, es la propiedad de un plaguicida de mezclarse con otros sin que se produzcan deterioros en su eficiencia.

En cuanto a la toxicidad, ésta se puede definir como la capacidad inherente de un producto para producior daño en el organismo o provocar su muerte. Uno de los métodos para expresar la toxicidad, es la "dosis letal media", información que debe estar indicada en la etiqueta del envase de cada plaguicida. Corresponde a la cantidad del producto necesario para causar la muerte del 50% de los organismos sobre los cuales se aplicó en un ensayo para determinar su grado de toxicidad. Generalmente se usan ratas de laboratorio para los ensayos, y de éstas mediciones, se estima el efecto que puede tener en los seres humanos. Se presenta con el signo DL50. Se puede determinar por vía oral y entonces se llamará DL50 ORAL y por vía dérmica, designándose por la abreviatura DL50 DERMICA. Ambas se expresan en milígramos del producto comercial o ingrediente activo por kilógramo de peso vivo del animal (mg/kg). La toxicidad aguda por inhalación se representa como CL50, correspondiendo a la concentración letal. En éste caso, se refiere a la cantidad de plaguicida respirado en el aire, capaz de causar la muerte del 50% de los animales expuestos. Se expresa en milígramos por litro de aire o partes por millón (p.p.m.).

Es importante tener presente que la DL50 nada indica en relación a los efectos acumulativos o crónicos de los plaguicidas. Sólo señalan lo que ocurre frente a una intoxicación aguda.

En la etiqueta debe señalarse dosis de uso, modo de hacer la mezcla, además de lo señalado anteriormente, y lo más importante a mi entender, los síntomas de intoxicación y los tratamientos médicos recomendados para las personas intoxicadas (cabe señalar que existen productos que no tienen tratamientos o antídotos). Es preciso señalar, que el tiempo de carencia de un producto puede ser distinto, según el vegetal tratado: a modo de ejemplo, cito el producto Dysiston, cuyo período de carencia en maíz es 40 días, para porotos 60 y para papas 75 días.

En cuanto a la consulta específica sobre ROUNDUP, es un herbicida cuyo ingrediente activo es el Glisofato y su grupo químico de mayor uso es Aminas ácidas.Es un líquido soluble en cuanto a su formulación, con una concentración del 48%, su grupo químico es Fosfonometilglicina, tiene un período residual entre 3 y 7 días, su toxicidad oral (mgrs/kg)4.900, dermal (mgrs/kg) -7.940, inhalación (mgr/l)12.2 (4h).

El ROUNDUP se clasifica en "otros herbicidas", los que se encuentran disponibles para uso agrícola. Es un herbicida diferente a los derivados clorofenólicos, nitro y clorofenoles, arsenicales y bipiridilos. Varios herbicidas modernos matan malezas de forma selectiva, al impedir procesos metabólicos que son específicos de la vida vegetal. Por ésta razón, sus toxicidades sistémicas para los mamíferos generalmente son bajas. No obstante, existen varios que poseen un riesgo significativo de envenenamiento, si se manejan de forma descuidada, porque pueden irritar ojos, piel y membranas mucosas. El uso de estos herbicidas deben minimizar el contacto personal, muchas formulaciones contienen adyuvantes (estabilizadores, penetrantes, agentes de seguridad para el cultivo, surfactantes) que pueden tener efectos tóxicos e irritantes de importancia. Un buen número de formulaciones premezcladas contienen dos o más ingredientes activos, los plaguicidas adicionales pueden ser más tóxicos que el herbicida principal.

Sin el deseo de alarmar ni mucho menos, debo reiterar mi denuncia sobre la existencia de "pirateo", falsificación y adulteración de productos agroquímicos, especialmente en países en desarrollo, incluyo a Chile, lo que indudablemente significa en su comercialización, una ostensible reducción de los costos del productor (los adquiere a precios más bajos, aún sin saber su procedencia o legalidad), pero un mayor peligro para la salud humana, animal y medio ambiente en general.

Ing. Patricio Basaure D.
Director LOMBRITEC - Chile

<< Volver a mensajes Destacados
<< Volver al foro General
*Estilo clásico*

Página 1 de 0