Desea visitar un criadero?

Busque un productor cercano y contáctelo en nuestra lista mundial de lombricultores >>

Cursos por Internet:
Si desea aprender con "profesionales" de la biología - ecología, lea sobre nuestros cursos dictados a través de Internet ...>>

Destacado:
Literatura de calidad sobre lombricultura. Actual. Realista. Escrito por Profesionales >>>
 
 

Re: Fertilizacion de Tomates - 1


Enviado por: Patricio Basaure (Chile), en Julio 28, 2005 hora 14:40:46:

En respuesta a: Fertilizacion de Tomates enviado por Marcelo Galeano en Julio 28, 2005 hora 11:23:32:


----------

Estimado Marcelo:
Le aporto algunos antecedentes sobre este cultivo:
1.- CLIMA:
La planta de tomate, para que exprese su potencial genético de producción y calidad, requiere de condiciones muy específicas durante las diferentes fases de su desarrollo. Requiere un clima caluroso, es un cultivo sensible a las heladas (debe haber ausencia de heladas durante 4 meses mínimo), las condiciones óptimas se logran en estaciones de 6 meses sin heladas. Por ello, en climas adversos, se debe preferir su cultivo en invernaderos. A modo de ejemplo, en plantaciones cuyos frutos esperados deben ser redondos lisos, puede ocurrir que se produzcan tomates más o menos arrugados o deformes en el mismo ramillete en que hay dos o más frutos de aspecto normal, lo que se explica, porque algún factor determinó una deficiente polinización de dicha flor, que no afectó a las flores vecinas.
La caída de flores, mermas en rendimientos entre otras anomalías, dependen de la intensidad y frecuencia de las heladas, fríos, lloviznas, días nublados, etc.

a.- Efectos sobre el crecimiento y desarrollo de la planta:
Cuando se siembran los almácigos, la temperatura óptima del suelo para la germinación es de 25ºC, con la cual en 6 días se tiene una emergencia total. El número medio de días para emerger a 10ºC es de 43, y a 35ºC, 9 días. Para el crecimiento adecuado de las raíces, las temperaturas pueden variar entre 18 y 27ºC. Para la semilla, una vez sembrada, es de mayor importancia la aireación del suelo, ya que cualquier compactación produce un retraso de la germinación.

Una vez que la plántula emerge, los requerimientos de temperaturas son menores que los de germinación, al principio de su crecimiento requiere entre 14 y 16ºC, para luego incrementarse entre 15 y 23ºC (nocturna-diurna). Se supone que bajo los 10ºC (temperatura base), su crecimiento se detiene.

La temperatura ejerce un importante papel, entre el estado de cotiledones y 2 hojas verdaderas (14ºC), produciendo tallos más gruesos, menor número de hojas antes del primer racimo, como también un mayor número de flores en el primer racimo floral.

La luminosidad interactúa con la temperatura, influyendo también en la aparición del primer racimo floral; a pesar que el fotoperíodo no es un factor inductivo de la floración (planta de día neutro), se requiere entre 1.000 y 3.000 bujías para un mejor desarrollo, con un mínimo de 8 horas.

Una vez trasplantados los tomates, la temperatura más frecuente (existen diferencias varietales), es de 15ºC (pudiendo llegar a 23ºC). En todo caso, debiera mantenerse una diferencia de 6ºC entre día y noche.

b.- Efectos sobre la floración y fructificación:
Bajo condiciones climáticas adversas se producen trastornos en la asimilación de los nutrientes, lo que determina ciertos desequilibrios que provocan, en algunos casos, la ausencia de flores, la caída de éstas o bien una polinización deficiente.

La floración del tomate tiene lugar en etapas sucesivas, comenzando desde la base hasta alcanzar la cima de la planta, los botones florales se forman bajo una amplia gama de condiciones, en cambio, la fructificación, tiene lugar dentro de un marco mucho más limitado. La abscisión (separación) o corte puede ocurrir antes, durante o poco después de la antesis (floración o florescencia),, determinando la caída de las flores. Este fenómeno tiene mayor incidencia en las variedades de crecimiento indeterminado (especialmente para cultivos en invernaderos).

Cuando existe una fuerte deficiencia de nitrógeno en el suelo, la planta se ve achaparrada y de lento desarrollo, tiene un elevado contenido de almidón y muy bajo de nitrógeno, se malogra todo el proceso, y como consecuencia, no hay fructificación. Si el nitrógeno es muy abundante, la planta crece rápidamente, el contenido de almidón es bajo y el de nitrógeno muy alto, en éstas condiciones no produce frutos o son muy escasos.
La fructificación del tomate está ligada a un moderado crecimiento vegetativo. Si las condiciones favorecen un crecimiento vegetativo rápido, los carbohidratos se utilizan en la formación de nuevos tejidos y la concentración de aquellos en la planta permanece baja, así, mientras la producción de flores es abundante, éstas caen sin alcanzar a fructificar. Bajo condiciones extremas de alto nivel de carbohidratos, como puede ocurrir cuando la luz es limitada o deficiente, aún la formación de botones florales puede no tener lugar. Por otro lado, si las condiciones permiten un pequeño crecimiento vegetativo, los carbohidratos producidos por las hojas, sobrepasan las necesidades para la formación de nuevos tejidos; así los productos de la fotosíntesis se acumulan en la planta, se produce una alta concentración de carbohidratos y, nuevamente, las flores caen antes de fructificar.

Te entrego más antecedentes en Fertilización de Tomates -2.

Patricio Basaure D.
Director LOMBRITEC

----------

Respuestas:




Responder a este mensaje:
Su Email:
Su contraseña:  Olvidó su contraseña?
Título del mensaje:
Mensaje:

   


[ Volver al Foro ]

 
Inicio | Manual de Lombricultura | Cursos interactivos por Internet | Libros recomendados | Productos en Venta
Glosario | Lista Mundial de Lombricultores | Ventas por Mayor | Agricultura Orgánica
Foro de discusión sobre Lombricultura | Mensajes para leer | Contacto