Agricultura mixta:

Nos encontramos ante este tipo de explotación agraria cuando se complementan y se dan al mismo tiempo la ganadería y el cultivo de la tierra. Suele predominar la primera sobre la segunda y se localiza en España fundamentalmente en la cornisa cantábrica, donde los condicionante climáticos (abundantes precipitaciones) facilitan las explotaciones de ganado vacuno. Cultivo propio de este tipo de agricultura es la alfalfa o el forraje.