Certificación del producto orgánico:


Hoy las grandes cadenas de supermercados exigen la certificación a sus proveedores, los productores saben de ésta exigencia, y los consumidores la requieren. Ya no basta observar que el producto se vea y tenga apariencia de sano, es preciso tener la certeza de ello, siendo la certificación el mecanismo implementado para ello. La certificación de un producto no solamente se refiere al lugar donde se produjo, bajo la denominación "origen del producto", sino también a identificar si el producto es "orgánico", sinónimo de sanidad e inocuidad.


Por ello, es preciso promover e implementar las técnicas y prácticas de la agricultura orgánica, en beneficio de la salud humana, animal, y protección del medio ambiente en general.